Blogia
Juan Gavasa

Fermín Arrudi

Fermín Arrudi

Fermín Arrudi, el gigante de Sallent, es uno de los personajes más célebres de la historia popular del Pirineo aragonés. Su desmesurada altura, 2,29 metros, marcó por completo su vida y le arrastró al territorio de la leyenda, donde se convirtió en una figura casi mítica con un potencial literario tan poderoso como su estatura. Autores como el inolvidable Rafael Andolz o Antón Castro habían indagado en su vida, pero ahora el jacetano David Dumall explora el registro novelesco de Arrudi con una novela –la primera que publica-, en la que repasa los episodios más relevantes de su intensa peripecia vital. La vida del gigante sirve a David Dumall para dibujar un aguafuerte de la sociedad pirenaica de finales del siglo XIX, inmersa en pleno desconcierto ante los avances tecnológicos y el desmoronamiento de la sociedad tradicional. La propia figura de Arrudi bien podría ser la metáfora de ese tiempo de incertidumbre.

“Era una figura titánica, colosal, legendaria, como si fuese arrancada de la mitología griega, salida del monte Yda, lanzada en medio de la sociedad actual pero exornada de carne y hueso y vida regularizada". La prensa de principios de siglo, tan amante de la épica, la perífrasis y la metáfora, describía con este derroche de imaginación a Fermín Arrudi, el gigante aragonés. Nacido en Sallent de Gállego en 1870, su monumental estela es hoy uno de los iconos más popularizados del Pirineo. Pero Fermín no era sólo un cuerpo interminable, impropio de su época y su entorno. Detrás de su inmensidad cegadora habitaba un ser inquieto y sensible, preocupado por conservar y difundir las raíces culturales de su tierra, obsesionado por ser algo más que una mera atracción de feria. Y no hay duda de que lo fue.

Pese a que amasó una respetable fortuna mostrando su anatomía por medio mundo, Paris, Nueva York, Viena... Fermín siempre rehuyó de esta servidumbre que le obligaba a interpretar el personaje extraordinario que detestaba. Cuentan que en aquellas interminables giras su rostro se teñía de tristeza y pudor, acomplejado por las sonrisas, la soledad y la enorme admiración que provocaban sus más de dos metros de altura. Esa introversión se volvía en exultante vitalidad cuando regresaba a Sallent, cuando volvía a su casa y se encontraba con sus paisanos. De cada viaje traía regalos para todo el pueblo, un extenso anecdotario cargado de extraordinarias vivencias y, sobre todo, más ganas de no salir nunca más del valle.

En los montes de Tena Fermín pasaba largas jornadas practicando la caza (osos, sarrios...), en los campos de la familia. Su formidable anatomía era más valiosa que cualquier máquina y en los ratos de ocio sacaba su diminuto guitarrico y entonaba jotas que hablaban de amor y la tierra chica. París fue el escenario idílico donde conoció a Louis Carle Dupuis, la que sería poco después su mujer. Con ella vivió los años más felices, aquellos en los que la prosperidad económica le permitió construir su propia casa en Sallent, comprar un pequeño ganado y prolongar sus estancias cada vez más. Cuba, Nueva York, el mayor éxito de su vida, y otra vez el Pirineo. Esta vez para siempre.

Seis hombres portan a duras penas su féretro por las estrechas calles que conducen a la iglesia. Tenía 43 años y la huella que dejó en Sallent fue tan grande como su cuerpo. El párroco del pueblo, Mosen Miguel, se olvidó de la fría burocracia para escribir en el Libro de Difuntos su partida de defunción: “...Fermín Arrudi Urieta, era conocido con el nombre de “Gigante Aragonés” por su extraordinaria estatura: dos metros veintinueve centímetros, y por el anillo de su dedo pasaba holgadamente una moneda de diez céntimos. Su calzado medía cuarenta centímetros de largo por dieciocho de ancho; levantaba pesos que cuatro hombres robustos no podían mover...”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Enrique Davoise Ferrer -

Mi abuela que era de Búbal en el Valle de Tena
nombraba mucho al "Gigante aragonés" y nos decía de pequeños que éramos muy altos y nos íbamo a parecer a él. Tambien nos contaba que el gigante, tapaba con la yema de su dedo, una
moneda de un duro de plata.

marcela grosso arrudi -

Mi abuela,
ramona Arrudi, que vino a Argentina cuando tenia 16 años,alrededor de 1910. entre las historias de su pueblo me contaba sobre el Gigante Arrudi,sè que tenia algun parentesco pero no recuerdo mucho....

Vibram Five Fingers -

This is a great body of material in the article, the content is very rich, very charming. Therefore, this article is good, mostly good content, content, expression, under a great deal of effort, which is the main local paper appealing. This is a very good article, some more supporters

jordan shoes -

El reloj de arena recuerda el momento en que perdió!

Cheap Jordan shoes -

Les paroles représente. Très bien. Grâce à votre parler, je suis vu une vertu à maints égards.

chanel replica watches -

Le courage et la détermination des forces est l’esprit et âme.

DunksNike -

Every day is blue day. If you encounter a setback, please look up to the sky, if only the sky is blue, you don't lose the hope.

Jordan Spizikes -

The answer is extremely straightforward. It is allin how they understand their troubles. Yes, each and every dwelling person has problems. A problem-free existence is an illusion-a mirage inside the desert. Accept that fact.

Skechers Shape Ups -

For example this web-site your website web-site is 1 of my new most common.I just like this specifics proven and it has made available me some kind of tips to possess achievement for some lead to, so maintain up the wonderful get the job done!

Men's Timberland 6 Inch Boots -

Genuinely reliable blog site. Please continue to keep updating with terrific posts like this one particular. I've booked marked your web page and am about to electronic mail it to a number of buddies of mine that I understand would benefit from studying.

ENRIQUE PEREZ TUDELA -

Mi abuela ya me hablaba del gigante de Sallent. Y D. José Izuel, que fue jefe de Correos también. Gracias por ampliarme estos datos míos, un tanto confusos. Soy el blog cuevadelcoco. Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres