Blogia
Juan Gavasa

El fenómeno Hadfield

Hay una definición que utilizó el escritor norteamericano Bill Bryson en su estupendo libro “Down Under” (En las antípodas), para referirse a Australia que me parece perfectamente aplicable a Canadá: “No se porta mal. Es estable, pacífica y buena”. Bryson intentaba explicar por qué se sabe en el mundo tan poco de este inmenso país y por qué apenas da noticias de relevancia. Casi nadie sabe quién es su primer ministro o su deporte nacional o el nombre de algún famoso australiano  al margen de Kilye Minogue o Rupert Murdoch. La mayoría dudará cuando se le pregunte por su capital… y no, no es ni Sidney ni Melbourne.

Australia es inabarcable, como lo es Canadá. La mayor parte de su territorio interior es un desierto infinito, árido e inhabitable conocido como “outback” que ofrece las mismas constantes vitales que el infinito, gélido e inhabitable pedazo del mapa canadiense ocupado por los territorios septentrionales de Yukon, Northwest y Nunavut. Realmente son dos países que viven en las antípodas pero que se parecen mucho e incluso comparten la misma Jefatura de Estado; la reina Isabel de Inglaterra. Las antiguas colonias británicas se reconocen a la legua, y no solo por la costumbre de los hombres de cierta edad de llevar calcetines hasta las rodillas y pantalón corto en verano; tendencia que observó el muy detallista Bryson en su libro “Down Under”.  

También creo que tan sólo una minoría será capaz de decir sin titubear el nombre de la capital de Canadá si le advertimos previamente de que se olvide de Toronto, Montreal y Vancouver. Muy pocos podrán enlazar el nombre de tres famosos canadienses si exceptuamos los de Bryan Adams, Leonard Cohen o Neil Young. Sobre el primero los corrosivos personajes de South Park ya dijeron en su día todo lo que había que decir: “Canadá tiene que pedir perdón al mundo”. Lo curioso es que los propios canadienses suelen ser bastante olvidadizos con sus glorias patrias y por apatía, pereza intelectual o simple confusión onomástica suelen dejar escapar algunos nombres que descubren asombrosamente como propios tiempo después. Le suele pasar al arquitecto Frank Gehry o a la escritora Alice Munro, que a veces está más allá que aquí.

Definitivamente Canadá no hace mucho ruido allá por donde pasa y eso se nota en la frecuencia con la que aparece en los grandes medios de comunicación internacionales. Los canadienses dosifican sus expresiones de orgullo patrio; un tipo de patriotismo nada chusco y bastante civilizado en el que se proclama precisamente como principal valor el hecho de la diversidad cultural frente a la uniformidad racial. Las arengas a la unidad como unitarismo no suelen cuajar en un país que se sabe bastardo. A diferencia de los australianos, que tardaron unos cuantos siglos en asumir que su origen estaba en una comunidad de reclusos británicos, los canadienses tienen bien metabolizada su naturaleza multicultural, lo que les ahorra unas cuantas discusiones estúpidas sobre el sentido de la identidad.

Su patriotismo es más bien mercantilista, razonable en un país profundamente capitalista y resignado a aguantar la compañía agobiante de un vecino más grande, más rico y probablemente menos escrupuloso. Cierto complejo en su economía por dependiente se extiende a otras facetas sociales con consecuencias como las citadas anteriormente: a veces los canadienses no se creen a ellos mismos y otras simplemente aceptan como una tara genética las servidumbres de esta vecindad fagocitadora, que igual usurpa un compatriota famoso que provoca una crisis en el sector de la automoción.  

Por eso el patriotismo mercantilista de los canadienses se expresa con las buenas maneras del puritanismo protestante. Los patrocinadores se presentan a sí mismos como “orgullosos sponsors” y el “made in Canada” se ofrece como un salvoconducto redentor, como una manera de hacer patria sin levantar la voz. En las últimas semanas los canadienses, sin embargo, se han quitado algunos complejos con la aventura de Chris Hadfield, el astronauta que ha comandado la última expedición de la Estación Espacial Internacional. Nunca antes había oído con tanta determinación y de manera tan atronadora la expresión “proud to be canadian” (orgulloso de ser canadiense).

Hadfield se ha convertido en uno de los astronautas más mediáticos de la historia gracias al uso que ha hecho de las redes sociales para contar desde el espacio su vida cotidiana en la Estación Espacial. Este canadiense nacido en Milton, un suburbio al oeste de Toronto, explicó en su cuenta de Twitter los detalles de cada jornada en el espacio; colgó en Pinterest miles de fotos de la tierra y subió a Youtube didácticos vídeos en los que instruía sobre cosas tan terrenales cómo limpiarse los dientes, cortarse las uñas o echarse a dormir sin la dictadura de la gravedad. El último día grabó una versión emocionante del clásico de David Bowie, “Space Oddity”, que es ya un fenómeno viral mundial. El impacto de Hadfield en la sociedad ha sido un revulsivo para la carrera aeroespacial dicen los analistas y un chute de autoestima para sus compatriotas. Éste no nos lo quitan, parece que quieren decir.

Hadfield es rotundamente canadiense, criado en una de esas miles de granjas que hasta hace no mucho poblaron el sur de Ontario y que adornaron los paisajes de los libros de Munro o Robertson Davies. Una sociedad agrícola y aislada que hoy es irreconocible en el mundo urbano del Greater Toronto Area pero que perdura en la conciencia colectiva como el origen de todas las cosas.  Y ese origen, como todo en Canadá, no es ni remoto ni extraño. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

41 comentarios

Juan -

Giovanna, gracias por tus comentarios. Espero que en el futuro este blog siga siendo de tu interés.

Giovanna Vega -

Gracias Juan por el tiempo que te das en informarnos más para quienes como yo estamos muy interesados en emigrar a Canadá.

Juan -

Gracias por tus comentarios Wilsin, y por visitar mi blog.

wilsin ospina garcera -

Todos añoramos un mundo de paz y de respecto, y el saber que existen lugares donde esto es predominante, nos da el animo para luchar por esas metas.
Felicitaciones por tus publicaciones
wilson

Juan -

Hola Pilar, allá adonde vayas espero que encuentres la felicidad y el trabajo...

Gracias por visitar mi blog.

Pilar -

Me gusto tu ultimo comentario de Canada .tambien soy española y estoy pensandome emigrar

Juan -

Gracias Rodolfo por visitar este blog. Tus reflexiones son profundase e interesantes. Espero seguir viéndote en el futuro por aquí.

Rodolfo. -

La verdad: se me "erizaron los pelos", no tenia nocion del comandante pero la cancion que escojoi fue la mejor que podia haber encontrado, me conmovio. Este tipo de hechos son los que forjan poco a poco el orgullo de las naciones, son los recuerdos de lo que hicieron los antepasados lo que hace que una persona sea orgullosa del lugar donde nacio y creo que el comandante Hadfield lo logro.

Juan -

Gracias Luis por visitar este blog. Sin duda vives en un sitio idílico, muy diferente a Canadá. Pero este es un gran país y estoy seguro de que encontrarás, si te lo propones, tu sitio para construir un futuro. Recibe un cordial saludo.

Luis R Hernández -

Buen blog Juan , yo soy mexicano y vivo en un lugar muy bonito de México (cancun) mas sin embargo tengo tiempo viendo información de Canadá porque me gustaría ir a ese país k en mi opinión es muy interesante aunque estoy aprendiendo algunas cosas sobre ese país , me gustaría ir preparándome mas para k no me agarren desprevenido aunque si se cual es la capital de Canadá ( Ottawa ) , no sabia k la capital de Australia no es Sidny , sino Canberra ,por eso tengo k aprender mas sobre mi posible y futuro en Canadá me quiero sentir orgulloso de vivir ahí , ( que espero pronto) bueno sin mas por el momento saludos Juan y de pasada a Guillermo k he aprendido algunas cosas de el de los blogs y Correos k me manda , gracias y excelente dia , con gusto puedes mandarme por correo cualquier información sobre ese gran país ...

Juan -

Gracias Pili. Estoy al tanto de los movimientos en la política local y sé que ahora eres consejera. No sé si hay que estar un poco loca... pero nadie puede dudar de tu compromiso ciudadano. Un abrazo.

Pili Amparo -

veo que los astronautas te han puesto en la órbita de los blog mundiales. Me alegro Juan. Por ti y tus lectores. Un abrazo desde esta españa nuestra que tan poco cambia... por desgracia.¿sabes que ahora también soy cosejera comarcal? En la oposición y sin cobra... claro. Hay que estar un poco loca... besos

Juan -

Adalberto, muchas gracias por tus palabras.Comparto plenamente tu idea sobre el patriotismo, la describes con gran lucidez.

Claudia y Mari, gracias por vuestras apreciaciones y suerte en el futuro.

Alexander, con mis artículos intento entender al país a través de sus gentes que, como bien apuntas, son los que en realidad nos muestran cómo es una comunidad.

Cesar Augusto y Alejandrina, gracias por visitar este blog y por vuestros comentarios.

Juan -

Marita; gracias por seguirme desde Londres y gracias por tus palabras. Creo que quienes vivimos lejos de nuestro país conocemos una experiencia difícilmente explicable para quien no la ha vivido, por eso creo que es interesante contar nuestras vivencias e intentar hacerlas públicas.

Alejandrina Yamilet Corea -

Excelente!!! un gran ejemplo de imitar..buscar realizar muchas actividades durantes jornadas largas de tiempo. Bella Interpretacion. Felicidades !!! Gloria a Dios por su talento.

Cesar Augusto Hernandez Escamilla -

Hermoso articulo. Ciertamente los paises que hacen poco ruido, parecen tener en comus que son los mejores vivideros del mundo. Espero algun dia poder materializar mi sueño de migrar a Canada, tierra bendita...

Alexander -

Excelente, un saludo desde Colombia. Es impresionante lo que ha causado en las redes sociales. Sin embargo, una aclaración y una puesta en contexto, como lo expresado por usted, amigo Juan, es más importante, puesto que conocer al país es conocer a la gente.
saludos.

mari -

Si es cierto el país de CANADA , es silencioso pero con mucho peso en todas su parte humana, cultural ,seguridad. Por tener todo ese gran desarrollo, no necesita mostrarse al mundo.

Claudia -

Creo que es muy importante este tipo de reportes sobre todo cuando se trata del país al que tienes intenciones de migrar, felicitaciones Juan por tu artículo.

Adalberto Zuluaga -

Un saludo desde Colombia,primero quiero expresar lo interesante que me pareció esta publicación es genial, al leerlo me lleva a hacer una reflexión y una apreciación personal,de el por que nosotros como seres humanos no pensamos en el patriotismo y el amor por el mundo, en vez de una sola nación o dos,creo que en el momento en que nos apersonemos de los dolores de nuestros vecinos,no habrá mas egoísmos,no mas países de tercer mundo y existirá una equidad,es hermoso que uno se identifique con el modelo cultural y las tradiciones con las que creció,pero considero que el patriotismo se lo debemos a nuestro planeta y no a una Nación y como decía facundo cabral soy ciudadano del mundo, y creo que todos lo somos

Marita -

Hola a todos desde Londres!
Soy Argentina, estuve 10 años viviendo en Barcelona
y ahora vivo en Londres.
Me encanta leer y escuchar información del mundo.
Es apasionante conocer diferentes culturas, historias, etc.
de distintos paises y agradezco mucho a la gente que dedica
su tiempo para compartir este tipo de notas!
Gracias Juan!

Juan -

Edgar y Alejandro, me alegro de que os hayáis asomado a este blog y, sobre todo, de que os resulte interesante. Confío en seguiros viendo en el futuro. Edgar, mucha suerte en Canadá.

Un abrazo.

Alejandro Razo -

Lo que uno aprende todos los dias,,muy interesante!

edgar -

Juan muy interesante tu nota saber que hay individuos muy interesnates como el comandante hadfield soy de colombia rumbo a canada un abrazo y sigue escrbiendo estas notas tan interesantes

Juan -

Me alegro Jorge. Hace poco que descubrí que el inventor del baloncesto, como bien apuntas, fue el profesor canadiense James Naismith. Ahora que pienso, es el ejemplo perfecto para el argumento de este post. Gracias Jorge y espero que os vaya muy bien en Canadá.

Jorge Rojas -

Juan.

Tremendo artículo, seguiré visitando este blog y espero estar muy pronto radicado con mí esposa en esta Canadá preciosa acompañandoles, para los que no lo saben el Bascket Ball fué inventado por los Canadienses y no por los Norte Americanos como algunos lo creen.

Juan -

Gracias María por tus palabras. Bryson también me tuvo que recordar que la capital de Australia es Canberra ;-) Un cordial saludo.

Muchas gracias Yuliana. Espero que sigas visitando este blog y que te resulte de interés.

Yuliana Castillo -

Me encantó el artículo!!!

Maria -

Muchas gracias, Juan. Me gusta mucho tu prosa, eres un artista.
La verdad... me he tenido que buscar la capital de Australia porque ¡efectivamente no la recordaba! Gracias por compartir el retrato de la sociedad canadiense y ayudarnos a conocerla desde dentro.
Un saludo,
Maria

Juan -

Gracias por tu comentario Jorge.

Carla, comparto plenamente contigo esa idea de que tanto el patriotismo como su reverso suelen ser contraproducentes. Yo que vengo de un país donde quien ejerce el patriotismo lo hace de una manera exacerbada y excluyente, agradezco esta moderación de los canadienses. Creo que para amar a tu país no hace falta que te vaya la vida en ello. Al menos este es mi punto de vista y así creo que los practica una mayoría de canadienses. Suerte en tu nueva etapa en Canadá.

Juan -

Olivia, me alegro de que hayas descubierto mi blog y, sobre todo, de que te aporte algo. Eso es lo que intento. Durante un tiempo conocerás probablemente a más inmigrantes que canadienses endémicos, como dices. Creo que te irá bien para compartir experiencias con gente que está en tu misma situación. Pero, sólo puedo hablar desde mi experiencia, en general los canadienses son acogedores y solidarios. Espero que te vaya muy bien en Montreal y que, por supuesto, sigas visitando mi blog.

Juan -

Gracias Rosmery por tus comentarios. Bienvenida a Canadá y espero que te vaya muy bien en el país de Hadfield, con quien ya tienes algo en común. Un abrazo.

jorge -

Muy buen artículo!

Carla -

En lineas generales el patriotismo y su reverso anti-patriotismo, me dan repeluz. Como en pocos meses me voy a vivir a Canada, celebro que la fama de uno de los mejores países para vivir, alcance también a un patriotismo discreto.
Me encantó tu artículo, aunque desde pequeña he sabido cual es la capital de Canada, son muchas las cosas que ignoro, seguiré aprendiendo y veo que tu blog esta repleto de información. saludos

Olivia -

Hola Juan, acabo de descubrir tu blog. Me ha gustado mucho esta entrada! desde que vi a Hadfield en los informativos, donde hablaban de lo que hacia alla en el espacio y como lo compartía con el resto del mundo via redes sociales, me cayo bien, tiene una cara muy afable, me causa simpatia, es curioso, yo pensaría que es el tipo canadiense!!

Como acabo de llegar a Montréal hace un par de meses, aun no he conocido a muchos canadienses, he conocido más ien a inmigrantes, pero tengo mucha curiosidad la verdad por conocer gente "endemica" jejeje... por eso me ha gustado mucho tu entrada porque das la visión de los canadienses de su propio país.

Gracias por tus aportaciones, de ahora en adelante leeré tu blog.

Un abrazo.

Juan -

Gracias Miguel Angel y Roser por visitar mi blog. Espero que os siga gustando en el futuro

Rosmery -

El anti-patriotismo es una apatía muy infecciosa. Ya me extrañaba durante mi visita a Toronto ver tanto Merchandise con esa famosa frase de "Proud to be Canadean" como con una necesidad de reafirmarselo constantemente, y definitivamente es una bocanada de aire fresco cuando vemos casos como el Cap. Hadfield contribuyendo al renacimiento de esta identidad...Muy interesante nota, y muy interesante el comentario de Marco-Luis, yo soy de Maracaibo camnio a Canadá.

Roser Güixens -

Muy interesante , un saludo!

miguel angel -

es la realidad enseguida nos olvidanmos de lo que tenemos y quien somos pero es muy intresante esta definicio un saludo

Juan -

Gracias por la aportación Marco-Luis. Muy interesante dato!

Marco-Luis -

Saludos amigo, como complemento a esta nota, le recomiendo el enlace: http://www.caminoalametropole.com/2013/05/el-astronauta-canadiense-maracaibo.html Alli, el comandante Hadfield comenta que crecio en Maracaibo (Venezuela) cuando era niño...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres